martes, 13 de marzo de 2012

El Cristo de la Ventana.



En la Calle Feria, en una ventana situada junto a la Iglesia de San Juan de la Palma que forma parte de la misma podemos ver una imagen de Cristo bajo la advocación de Jesús de los Afligidos.
Como os decía, la imagen se puede ver a través de los cristales de la ventana, circunstancia por la cual la foto no tiene toda la nitidez que debiera. Por este hecho es conocido también como el "Señor de la Ventana".
La imagen representa el momento del ultraje de Cristo, en el que Jesús, azotado y coronado de espinas, recibe sentado el escarnio de sus verdugos, de forma similar al titular de la sevillana Cofradía San Esteban con el Cristo del Buen Viaje.
La talla procede del desaparecido Convento de Regina, donde también era visible desde la calle. Clausurado el cenobio, la imagen pasa a la Iglesia de San Juan de la Palma, donde es destruida en 1936 y reemplazada, probablemente, por otra del imaginero malagueño José Merino Román, que es la que conocemos hoy en día. 
Según parece, Merino Román pudo inspirarse en la talla primitiva para labrar la actual.
En San Esteban tenemos otro Cristo de la Ventana del que hablaremos otro día.


In Feria Street, in a window placed together with the Church of San Juan of the Palm that forms a part of the same one we can see this Christ's image under dedication of Jesus de los Afligidos . 
As I was saying to you, the image can be seen across the crystals of the window, circumstance that is neccesary to do a no good photo. By this fact it is known also as the "Master of the Window". 
The image represents the moment of Christ's affront, in which Jesus flogged and tonsured priest of thorns, receives sat the scorn of his hangmen, 
The image comes from the missing Convent of Regina, where also it was visible from the street.
Closed the monastery, the image goes on to the Church of San Juan of the Palm, where it is destroyed in 1936 and replaced, probably, by other one of the maker of religious images Jose Merino Roman, who did the one that we know nowadays. 
In San Esteban we look another Christ of the window about whom we will speak in another day.

No hay comentarios:

Publicar un comentario